No es Manu pero ¡¡¡ como se le parece !!!
23 agosto, 2010, 23:27
Filed under: Sin categoría

No es Manu pero ¡¡¡ como se le parece !!!

Con un Delfino intratable (30 puntos), Argentina gano su ultimo partido de preparacion antes del Mundial, precisamente le gano al local Turquia por 93 a 89 en suplementario.

De no ser por los tres impresentables soplapitos no nos hubieramos reido tanto toda la tarde, que cosa de locos lo que cobraron, lo que no cobraron y la ultima pelota que querian cobrar. INACEPTABLE que estos tres dirijan partidos de seleccion, ni siquiera en la plaza pueden pitar.

Como dijo Manu, Qué bueno que es Pablo Prigioni! Está 1” adelante de la gran mayoría de los jugadores…

Enorme prueba de Fe de nuesta GD, contra todo y contra todos se repuso, igualo el partido en 81 con una picardia de Prigioni y Jasen y la ultima bola de aro a aro QUE METIO JASEN no quedo claro si valia porque en la forma que manejan los relojes esa gente, quedaron muchas dudas

Síntesis del partido:

Turquía: Omer Onan (12), Karem Tunceri (14), Hedo Turkoglu (14), Karem Gonlum (11), Omer Asik (11) (fi), Ender Arslan (6), Cenk Akiol (4), Semith Erden (15), Sinan Guler y Oguz Savas (2). Entrenador: Bogdan Tanjevic.

Argentina: Pablo Prigioni (9), Carlos Delfino (30), Hernán Jasen (6), Luis Scola (14)(x), Fabricio Oberto (fi); Federico Kammerichs, Leonardo Gutiérrez (12), Luis Cequeira (1), Paolo Quinteros (10), Juan Gutiérrez (3) y Román González (8). Entrenador: Sergio Hernández.

Árbitros: Rabah Noujaim, Stephen Siebel y Ugur Ozen. Por favor, ejecutenlos, que no dirijan nunca mas

El técnico Sergio Hernández fue terminante al analizar la victoria de la Selección en Ankara. Y llenó de elogios a Prigioni y a Delfino.
Después de un día complicado por una severa descompostura, Sergio Hernández tuvo un nuevo momento de satisfacción con su equipo. Si bien el partido no era por los porotos que suman gloria, la victoria ante Turquía en Ankara, después de ir perdiendo por 14, con árbitros que hicieron todo lo que estuvo a su alcance para que gane el local y con sus dos internos titulares sentados por cinco faltas, es motivo suficiente para que se le dibuje una sonrisa.

“Turquía se creyó que el partido estaba terminado y contra Argentina eso es pecado mortal”, dio el técnico en su primera línea de análisis del partido. Y agregó: “Después el toque de fortuna que necesitás y también de habilidad y de lectura de juego, porque la corrida de Paolo (Quinteros) para meter el tiro de tres puntos no fue casual, fue una acción a propósito para ir a buscar un lanzamiento rápido”.

Con Oberto y Scola mirando desde el banco por haber llegado al límite de faltas, Hernández puso un quinteto muy bajo para luchar contra una formación con tres gigantes que no supo resolver la defensa zonal que propuso la Selección. “Me parece que esa defensa zonal los confundió un poco, no supieron qué hacer, nos quedamos con la última bola… Son esas cosas que pasan. Nosotros no dimos por perdido el partido y ellos lo dieron por ganado, y ahí estuvo la diferencia”, resumió el coach.

El Oveja también tuvo palabras de elogio para sus perimetrales titulares: “Lo de Prigioni y Delfino hoy fue exagerado. El trabajo de ellos estuvo por encima de lo colectivo, que hoy no fue tan bueno”.

Y le dedicó un párrafo aparte al escolta de Milwaukee, elegido mejor jugador del torneo: “Está tremendo, está brillante, está sólido…(se tomó cerca de diez segundos para pensar lo que iba a decir) Extrañamente podemos decir que Delfino está jugando por encima de lo que nosotros esperábamos de él que ya era mucho. Sin embargo está con una consistencia y un nivel de concentración y ejecución del más alto nivel del mundo”.

Anuncios





Los comentarios están cerrados.



A %d blogueros les gusta esto: